Son los dueños del aire. Con sus alas abiertas llegan a tener 3 metros de envergadura, siendo una de las aves más grandes del mundo. El cóndor andino (Vultur gryphus) se distribuye en América del Sur desde Venezuela hasta Tierra del Fuego e Islas de Los Estados en Argen¬tina, a lo largo y ancho de la Cordillera.
Esta especie cumple un papel relevante en el equilibrio del ecosistema. Como animales carroñeros, dentro de la cadena trófica, eliminan los posibles focos de infección del ambiente, al alimentarse de los restos de animales muertos, los cuales podrían diseminar enfermedades peligrosas.

ESTADO DE CONSERVACIÓN

Según la UICN, el cóndor andino está amenazado en Argentina.
Durante muchos años, esta ave fue considerada una plaga y se la mataba por la errónea creencia de que atacaba al ganado para comer, cuando en realidad es carroñero. Hoy siguen siendo víctimas de cazadores, de heridas causadas por trampas y de envenenamiento por ingestión de balas de plomo con las que matan a los animales de los cuales se alimentan.
Son víctimas de una práctica ilegal frecuente en estos días: para combatir pumas y zorros, los criadores emplean cebos tóxicos. Pero en estas trampas mortales, además de los predadores mueren muchos otros animales, entre ellos los cóndores.
Otros factores que peligran su supervivencia son el choque contra estructuras hechas por el hombre, como los cables de alta tensión, la alteración del hábitat natural y la reducción de las poblaciones de especies, como el guanaco o el ciervo, que forman parte de su dieta.

.
Nuestro Objetivo
El Centro de Rescate de Fundación Temaikèn trabaja ayudando a esta especie cada vez más amenazada por envenenamiento y con muy baja tasa de reproducción natural, de diferentes formas:

• Recibimos animales rescatados de emergencia en todo el país y los rehabilitamos en total aislamiento humano para poder devolverlos a su ambiente natural.
• Entregamos huevos para crianza e incubación artificial.
• Reproducimos y criamos pichones, aumentando la cantidad de animales que pueden ser introducidos.
• Recibimos juveniles nacidos en cautiverio para consociarlos y formar bandadas de liberación, favoreciendo su supervivencia.
• Realizamos análisis para investigar las causas de deceso de ejemplares en el campo, generando más información para su conservación.

RESCATE Y REHABILITACIÓN

El Centro de Rescate de Fundación Temaikèn brinda la atención médica correspondiente y cuenta con instalaciones especialmente diseñadas y exclusivas para la rehabilitación de cóndores. En estos ambientes los ejemplares se encuentran en total aislamiento humano pero en contacto con ejemplares de la misma especie a través de alambrados que los separan. Desde cabinas de observación se los puede estudiar y evaluar su conducta, analizar la evolución y determinar su posible liberación.

RED DE RESPUESTA AL PROYECTO CÓNDOR ANDINO

El Programa de Conservación del Cóndor Andino (PCCA) nace en agosto de 1991, como un programa Binacional de colaboración entre Chile y Argentina, que ha logrado reintroducir 183 ejemplares en todo Sudamérica.
Su principal objetivo es asistir a la conservación de estas emblemáticas aves y su ecosistema, a todo lo largo de la cordillera, para asegurar su supervivencia.
El PCCA recibe, desde hace más de una década, llamados de diferentes partes del país; dando aviso de ejemplares que han sido víctimas de cazadores inescrupulosos, heridos por trampas, que sufrieron choques contra cables de alta tensión, envenenados por uso ilegal de cebos tóxicos o que han caído en manos del tráfico ilegal.
Ante esta problemática, en abril de 2002, se creó el Centro de Rescate del Cóndor Andino (CRCA), una herramienta de conservación que permite trabajar en el rescate y la rehabilitación de estas aves, con la finalidad de liberarlas en su ambiente natural o integrarlas a planes de conservación ex situ de esta especie.
Para ello, establecieron convenios de colaboración con Parques Nacionales, Gendarmería Nacional y todas las Direcciones de Ambiente del país, quienes son los encargados de brindar los primeros auxilios a los ejemplares rescatados. Una vez estabilizados, gracias a la colaboración de Aerolíneas Argentinas, son enviados de inmediato a los Centro de Rescate del PCCA que funcionan en el Ecoparque de Bs As, Fundación Cullunche en Mendoza y Fundación Temaikèn en provincia de Bs As, para completar su proceso de rehabilitación.

Aproximadamente un 70% de los cóndores que llegan al CRCA pueden ser rehabilitados y liberados posteriormente en su ambiente natural. Otros, por la gravedad de sus heridas, si bien no pueden ser devueltos a la naturaleza, pasan a formar parte de los programas de reproducción, educación e investigación del PCCA.

Gracias a ello, el PCCA ha logrado rescatar más de 320 cóndores en todo el territorio argentino. Todos los animales son identificados con microchip TROVAN y sometidos a un completo protocolo sanitario.

Multimedia

Noticias relacionadas


VOS TAMBIÉN PODÉS AYUDARNOS!

Acompañanos para generar un cambio positivo en la manera de respetar y relacionarnos con la naturaleza.