Registrarme  |  Olvidé mis datos
OK
   
 
 
 
 
 
 
 
|Temaikèn Bioparque| BIOPARQUE TEMAIKÈN| Animales| Reptiles| Yacaré Overo|
Buzos en Acción
Huella Ecológica 2 - Gaby Herbstein
Atracciones
Acuario
La Chacra
Cine 360°
Centros Interactivos
El Lugar de las Aves
Actividades
Animales y cuidadores
Conservación en Acción
Pequeños Chacareros
Juegos Infantiles
Festejá tu cumpleaños
 
Yacaré Overo
Galería
Yacaré Overo

UN YACARÉ ÑATO

El Yacaré Overo habita en ambientes acuáticos de Paraguay, Uruguay, Brasil y Argentina, donde los climas son cálidos y húmedos.

El hocico del Yacaré Overo es corto y ancho, de allí el nombre de Yacaré Ñato. Esta especie posee un tercer párpado que protege a los ojos al momento de sumergirse, los movimientos laterales de la cola y las patas posteriores le permiten desplazarse fácilmente por el agua. Se alimenta de cangrejos, peces, serpientes, caracoles, entre otros. La hembra confecciona el nido con vegetación y excava un hueco en el centro donde colocará los huevos. Puede colocar entre 20 a 40 huevos rugosos y blanquecinos.


CLASIFICACIÓN
Reino: animalia
Phylum: Chordata
Subphylum: vertebrata
Clase: reptilia
Subclase: archosauria
Orden: crocodylia
Suborden: eusuchia
Familia: alligatoridae
Genero: Caimán
Especie: Caimán latrirostris

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT
El hábitat natural del yacaré son los ríos, riachuelos, pantanos y esteros de Paraguay, Uruguay, Brasil y Argentina, donde predomina el clima cálido y húmedo, sin grandes oscilaciones térmicas y abundantes lluvias. Además, habita en zonas de transición entre las selvas subtropicales y bosques templados.

Son regiones de suelos ricos en material fangoso y siempre protegidos de la erosión por una vegetación profunda.

CARACTERÍSTICAS
Los Yacarés están perfectamente adaptados a la vida acuática. Poseen 3 sentidos alineados en la parte superior de la cabeza; los ojos, las fosas nasales y los oídos.

Los movimientos laterales de la cola y las patas posteriores permiten al animal que se desplace fácilmente por el agua.

Posee un tercer párpado, denominado párpado nictitante, el cual cierre cuando se sumerge en el agua permitiéndole proteger sus ojos.

En el caso de que pierda un diente en el curso de alguna lucha, muy pronto crecerá una pieza dentaria nueva.

Los yacarés tragan piedras del río y de las orillas, no se conoce a ciencia cierta la función que cumplen estas piedras estomacales o gastrolitos; en un tiempo se pensó que podrían ayudar a triturar el alimento, como sucede en el caso de algunas aves, pero luego se observó que los poderosos jugos gástricos del yacaré bastan por sí solos para disolver huesos de peces y caparazones de moluscos. Actualmente, se considera que estos gastrolitos favorecen la inmersión y una mejor navegabilidad en los cursos de los ríos.

ALIMENTACIÓN
El Yacaré es carnívoro, aunque ocasionalmente suele alimentarse de carroña. Sus presas habituales son los caracoles, insectos, sapos, cangrejos, serpientes y peces. Raras veces se alimenta de aves y mamíferos.

En Temaikèn se alimentan de carne de pollo y pescados, una vez por semana en verano y en invierno, una vez cada 15 días.

COMPORTAMIENTO / REPRODUCCIÓN
Los Yacarés de día se tienden al sol, a la orilla de los ríos y en los bordes de los pantanos, lo que le permite controlar y mantener su temperatura corporal. Durante las noches se muestran más activos, momento en el que salen a cazar.

En invierno, sólo se asolean en días que el sol brilla con mucha intensidad. El resto del tiempo se mantienen sumergidos, dado que la temperatura del agua es superior a la del aire. En cambio, en primavera y otoño, el período de asoleamiento se prolonga por varias horas. Mientras que en verano, la situación se modifica radicalmente ya que el sol se torna peligroso, por lo tanto la exposición es muy breve.

La época de celo y apareamiento comienza en primavera. En estos momentos, pueden presentarse violentas peleas entre los machos, donde muchas veces finalizan gravemente heridos.

Al tiempo de finalizada la cópula, la hembra comienza con el armado del nido utilizando la vegetación del entorno. Forma montículos de casi 1,50 metros de diámetro y en su centro excava un hueco, donde colocará los huevos. Puede llegar a poner entre 20 a 40 huevos blanquecinos y rugosos. Luego, por encima de ellos, ubicará materia orgánica en descomposición. Esto producirá el calor necesario para la incubación de los huevos, mientras que la hembra permanecerá cerca de ellos para resguardarlos de los depredadores como el hurón mayor, caranchillo, lagartos y machos de su misma especie.

Alrededor de 2 meses después de la postura nacen las crías. Los recién nacidos poseen un diente de huevo en la punta del hocico, una herramienta que les permiten romper el cascarón grueso del huevo y que después de unos días de nacidos se cae.

Desde el momento de nacer (y a veces desde antes de salir del huevo) las crías emiten gruñidos roncos. La madre que se mantiene siempre cerca del nido, acude a este llamado y quita el techo de tierra y ramas que cubren la nidada, así los recién nacidos pueden abrirse paso hacia la superficie. La madre se encargará luego de conducirlos hasta el agua y continuará protegiéndolos hasta, al menos el año de vida.

Sus predadores naturales son: la garza mora, la cigüeña americana, el yabirú y el hocó colorado para las crías; la boa curiyú para los juveniles y el yaguareté para los adultos.


ESTADO DE CONSERVACIÓN
Los Yacarés Overo se encuentran en peligro de extinción, rojo en Temaikèn.

El número de poblaciones de yacarés ha disminuido notablemente a partir del momento en que el hombre inició la caza indiscriminada de esta especie, en busca de sus cueros, los cuales son utilizados por la industria talabartera. Además, hay que agregarle el avance de la agricultura y la ganadería sobre las áreas donde habitan estos animales.



   Videos relacionados
  • Bioparque Temaikèn

Descargá el materialPDF

Votar | Deberás loguearte para poder votar.
  • 1/5




 
|Subir|    
¿Quiénes somos? | Prensa | RRHH | Contactanos | Enterate | Ecodiccionario facebook.com twitter.com youtube.com