Registrarme  |  Olvidé mis datos
OK
   
 
 
 
 
 
 
 
|Temaikèn Bioparque| BIOPARQUE TEMAIKÈN| Animales| Mamíferos| Pudú|
Personajes en el Bioparque
Atracciones
Acuario
La Chacra
Cine 360°
Centros Interactivos
El Lugar de las Aves
Actividades
Animales en Acción
Encuentro con los cuidadores
Jugando en la naturaleza
Aliados en la Conservación
Pequeños Chacareros
Juegos Infantiles
Festejá tu cumpleaños
Bosquesaurio - NUEVA ACTIVIDAD!
Zona de descubrimiento - NUEVA ACTIVIDAD!
Habitantes de mi tierra - NUEVA ACTIVIDAD!
TemaikènSaurio
Apatosaurus
Carnotaurus
Deinonychus
Dilophosaurus
Euoplocephalus
Giganotosaurus
Hadrosaurus
Iguanodon
Microraptor
Pachycephalosaurus
Plateosaurus
Pteranodon
Quetzalcoatlus
Spinosaurus
Stegosaurus
Triceratops
Troodon
Tyranosaurus
Parasaurolopus
 
Pudú
Galería
Pudú

EL CIERVO MÁS PEQUEÑO DEL MUNDO

El Pudú es endémico de los bosques andino-patagónicos, en el sur de Argentina y Chile. Posee un cuerpo bajo y robusto con una altura en la cruz de 40 cm. Se alimenta de vegetación herbácea. El período de gestación dura siete meses. Ya avanzada la primavera, o a comienzo del verano, nacen las crías, solo una por camada, según datos existentes. Su mayor actividad la realiza a la mañana o al atardecer.



CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA
REINO: Animalia (Animal)
PHYLUM: Chordata (Cordados)
SUBPHYLUM: Vertebrata (Vertebrados)
CLASE: Mammalia (Mamíferos)
INFRACLASE: Eutheria
ORDEN: Artiodactyla (Artiodáctilos)
SUBORDEN: Ruminantia (Rumiantes)
FAMILIA: Cervidae (cérvidos)
GÉNERO: Pudu
ESPECIE: Pudu puda

DISTRIBUCIÓN Y HABITAT
El Pudú es Endémico de los bosques andino-patagónicos, en el sur de Argentina y Chile. Habita en Bosques húmedos, templados y fríos con espeso sotobosque, desde el nivel del mar hasta los 1700 metros.

CARACTERÍSTICAS
Posee un cuerpo bajo y robusto con una altura en la cruz de 40 cm.
El pelaje es espeso, con pelos duros y firmes. El color general del cuerpo es pardo rojizo y se oscurece en algunas zonas del cuerpo y se vuelve ocre en otras como el cuello, el vientre o los flancos.
Los ejemplares juveniles presentan una hilera de manchas blancuzcas a ambos lados del lomo, desde las paletas hasta la cola. Por debajo de esa fila aparecen hileras de manchas en los flancos.
Las astas de los machos son simples variando entre 6,3 y 9 cm.
Carece de incisivos superiores y los caninos están presentes sólo como dientes de leche. Largo diastema entre el canino y el premolar anterior. Tres premolares y tres molares en cada cuadrante mandibular.

ALIMENTACIÓN
No se cuenta con un estudio sistemático sobre su alimentación en estado natural, siendo los datos que se dispone de reservas o jardines zoológicos.

A partir de esta información podemos decir que el Pudú es versátil en sus hábitos alimenticios, comiendo cortezas, ramas, brotes, flores, frutas y bayas, alimentándose principalmente de vegetación herbácea.

En Temaikèn la dieta se basa en alimento balanceado de bovinos, frutas y verduras cortadas en tiritas y hojas de ramas de acacia, fresno o álamo.

COMPORTAMIENTO / REPRODUCCIÓN
Son escasas las informaciones sobre su comportamiento, debido a que es difícil observarlo desplazándose en la espesura del bosque. Debido a esto los pocos estudios sistemáticos han debido realizarse con ejemplares en cautiverio o en reservas.

Su mayor actividad la realiza a la mañana o al atardecer. El pudú huye corriendo, agachado y en zig-zag. Los ejemplares juveniles brincan y corretean como cabritos.
En otoño es la época de reproducción momento en que abandonan la soledad junto a la primavera cuando la cría acompaña a la madre. Al adquirir la madurez sexual el joven pudú busca su propio territorio, del cual, no se aparta a lo largo de toda su vida.

Se considera que el pudú alcanza su madurez sexual a los 6 meses. El cortejo se inicia con topadas en los flancos y la ingle, deriva hacia el acicalamiento mutuo, con lamidas firmes y más diligentes de la hembra.

La gestación es de siete meses. Ya avanzada la primavera, o a comienzo del verano, nacen las crías, solo una por camada, según datos existentes.
Enseguida que nacen pueden pararse y caminar. Son pequeñas: pesan unos 700 gramos, pero rápidamente aumentan su peso, superando los dos kilos al mes de vida. El macho está presente en el parto. Luego observa cómo la hembra come la placenta y cómo limpia y acicala al recién nacido lamiéndolo. En seguida, la madre retoma sus actividades habituales, aunque volviendo al albergue para alimentarlo y atenta siempre a los llamados de la cría.
Poco a poco gana la independencia: la madre lo acicala menos y va haciéndolo desistir de mamar hasta que, a los dos meses cumplidos, lo rechaza cuando busca hacerlo.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
En peligro de extinción. Rojo en Temaikèn.

La caza indiscriminada para alimento o persecución por caza deportiva, tanto en argentina como Chile, contribuyó a poner en riesgo su supervivencia.
A esta acción se sumó la tala de los bosques, impulsada tanto por el valor de la madera como por la posibilidad de ampliar las zonas de pastoreo del ganado.
Todo esto empujó al pudú a áreas inaccesibles o a los refugios que puede ofrecer la legislación proteccionista de los parques nacionales.
Sin embargo, algunos autores sostienen que, las especies europeas introducidas, como el ciervo rojo y el ciervo dama, lo han puesto en peligro de extinción.

Según estudios realizados en el 2007, más del 50% de la distribución histórica ha sido afectada por actividades antrópicas. La mayor parte en el lado chileno, que es donde más se extiende la especie. El 27.6% de la distribución potencial está protegida, aunque este porcentaje varía en función de la probabilidad de ocurrencia. Considerando la distribución en cada país por separado, el pudú está mejor protegido en el lado argentino (65.9%) que en el lado chileno (16.2%). (Fuente: www.conicet.gov.ar)

Otro aspecto importante por lo qué es necesario conservar la especie, está relacionado con el pool genético que posee y además que el desarrollo de las astas permite hacer estudios biomédicos en relación con la osteoporosis humana, porque las astas son estructuras óseas que en un año, pasan por los estados de crecimiento, maduración (mineralización) y degeneración ósea (osteoporosis) como ocurre con los huesos en el hombre.

BIBLIOGRAFÍA
• Fauna Argentina. CENTRO EDITOR DE AMERICA LATINA. España. 1984.
• Monografías Temaikèn.
• Meier, D., M.F. Tognelli, y M. Merino. Evaluación del estado de conservación del pudú (Pudu puda) usando modelos de distribución de especies).
www.conicet.gov.ar/scp/vista_resumen.php?produccion=532662&id=3028&keywords=aut%F3ctonas&printable=1





   Videos relacionados
  • Bioparque Temaikèn

Descargá el materialPDF

Votar | Deberás loguearte para poder votar.
  • 3.6/5



 
|Subir|    
¿Quiénes somos? | Prensa | RRHH | Contactanos | Enterate | Ecodiccionario | Accesibilidad facebook.com twitter.com youtube.com