Registrarme  |  Olvidé mis datos
OK
   
 
 
 
 
 
 
 
|Temaikèn Bioparque| BIOPARQUE TEMAIKÈN| Animales| Mamíferos| Hipopótamo|
Hora del Guardián
Exploración en el fondo del mar
Personajes en el Bioparque
Atracciones
Acuario
La Chacra
Cine 360°
Centros Interactivos
El Lugar de las Aves
Actividades
Animales en Acción
Encuentro con los cuidadores
Jugando en la naturaleza
Aliados en la Conservación
Pequeños Chacareros
Juegos Infantiles
Festejá tu cumpleaños
Buzos en Acción
Expedición África
Una Noche con los Tiburones
Buceo en Temaikèn
 
Hipopótamo
Galería
Hipopótamo

UN CABALLO DE RÍO

CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA
REINO: Animalia (animal)
PHYLUM: Chordata (cordados)
SUBPHYLUM: Vertebrata (vertebrados)
CLASE: Mammalia (mamíferos)
INFRACLASE: Eutheria
ORDEN: Artiodactyla (mamíferos de pezuñas pares)
FAMILIA: Hippopotamidae
GÉNERO: Hippopotamus
ESPECIE: Hippopotamus amphibius

DISTRIBUCIÓN y HÁBITAT
Se encuentra presente en todas las cuencas fluviales de África hasta el Mediterráneo, a lo largo del Nilo. Actualmente, vive al sur del Sahara y su distribución está mucho más restringida que hace unas pocas décadas atrás.

Dentro de su hábitat se le encuentra en los ríos, lagos, cursos de agua, estuarios y se lo puede encontrar por la costa marina. También se aglomeran algunos grupos en charcas de barro muy fluido, conocidas con el nombre de hipo-pool, donde estos animales se amontonan y pasan el día cubiertos de barro.

CARACTERÍSTICAS
El hipopótamo posee características en la anatomía de la cabeza que le permiten vivir en el agua. Cuando se sumerge las orejas pequeñas, muy móviles, y los orificios nasales, se cierran herméticamente accionados por diferentes músculos, pero los ojos permanecen abiertos.

Los orificios nasales, los ojos y las orejas están situados en la parte superior del cráneo en una misma línea. Esto permite al Hipopótamo descansar sumergido con los órganos de los sentidos al ras del agua, pudiendo captar perfectamente los ruidos, las emanaciones olfativas o la figura de sus competidores.

La piel desnuda y gruesa, suavemente lubricada, tiene debajo una capa de grasa (subcutánea) de 5 cm. de espesor que protege los órganos vitales del animal. La piel es suave y elástica, de color gris oscura cuando está limpia y húmeda, pero seca parece más clara, pues adquiere el tono del barro que la recubre. Tienen, bajo la dermis, unas glándulas distribuidas por todo el cuerpo que segregan casi continuamente un líquido viscoso de color rojizo. Posiblemente los proteja de las radiaciones ultravioleta. La piel es muy sensible y se cuartea si se expone directamente a la luz solar por mucho tiempo.

La boca del Hipopótamo puede abrirse hasta 120°. Los incisivos inferiores son orientados hacia delante, pueden alcanzar un metro de longitud y siguen creciendo durante toda la vida. Los caninos, que están muy desarrollados, se mantienen afilados refregándose entre sí. Si se pierde uno de ellos, su compañero continúa creciendo en espiral y esto puede perjudicar seriamente su alimentación. Los dientes que le permiten triturar el alimento son los premolares y molares y poseen 6 en cada mandíbula.

Es curioso saber que la palabra Hipopótamo significa “Caballo de río” en latín. Esto se debe a que este animal no nada, sino que camina o cabalga bajo el agua de los ríos. No pueden flotar y los que se ven en la superficie están realmente parados en una parte más alta o directamente acostados.

ALIMENTACIÓN
Los Hipopótamos son herbívoros, se alimentan de hierbas. Un gran Hipopótamo debe ingerir casi 60kg diarios de gramíneas, hojas, ramas de arbustos, bulbos y rizomas que puede desenterrar bajo el agua o en las orillas.

Cuando van a tierra para alimentarse, desaparecen las relaciones de dominio. Un Hipopótamo puede recorrer en una noche distancias de hasta 30km. e incluso más buscando zonas con pastos.

COMPORTAMIENTO y REPRODUCCIÓN
Los Hipopótamos son gregarios, esto significa que viven en grupos. Estos grupos pueden estar formados de 10 o 15 individuos. Unos de los machos es el dominante dentro del grupo. Durante el día, el dominante patrulla su territorio. En el caso de cambiar el territorio, se produce un cambio en la dominancia del grupo. Los machos jóvenes están solos a la espera de dominar, siempre que los ataques del dominante no les obliguen a dejar el grupo.

Los Hipopótamos se disponen en el agua de acuerdo con ciertas normas. Por lo general, aunque la separación no sea siempre muy rigurosa, los machos jóvenes y las hembras sin crías están por un lado, y las madres con sus pequeños por otro. Los viejos machos adultos rodean a su vez a los dos grupos citados.

Pocos animales pueden competir con las defensas del Hipopótamo. Los pequeños, por su tamaño y medio de vida, podrían ser presa fácil de los cocodrilos pero la casi continua proximidad de la madre o de alguna otra hembra adulta parece constituir un fuerte obstáculo para los depredadores.

Cuando un Hipopótamo abre la boca mostrando sus dientes, no está dejando traslucir su sueño o desperezándose, si no que está amenazando a sus rivales. Esto generalmente sucede por motivos territoriales o sexuales y es muy común durante la época de celo.

Estos animales pasan la mayoría de las horas de luz metidos en el agua, nadando discretamente o tumbados en una elevación del fondo que les permite mantener orejas, ojos y orificios nasales sobre la superficie mientras dormita perezosamente. Otras veces, también el lomo y la parte alta de la cabeza están expuestos a los rayos solares. Los rebaños pueden desplazarse unos metros y salir del agua para tomar sol en los bancos de arena de las orillas.

El período que pasa normalmente sumergido antes de salir a la superficie para respirar es generalmente de 4 a 6 minutos. Los cachorros respiran más frecuentemente, apareciendo en la superficie cada 2 o 3 minutos.

Alimentándose en tierra y defecando en el agua, el Hipopótamo resulta el benefactor más importante de la comunidad fluvial. En primer lugar, como consecuencia directa, reúne numerosos peces de tamaño mediano que se alimentan en gran medida de los excrementos de este animal. Tal es así, que los pobladores de la zona utilizaban, a modo de señuelo, los excrementos de los Hipopótamos para atraer a los peces.

Ahora bien, el pez no se limita generalmente a vivir a expensas de su proveedor, sino que cumple una función de limpieza ya que recorre lentamente todo su cuerpo alimentándose tanto de los restos vegetales como de otros restos orgánicos que puedan depositarse en la piel del Hipopótamo, incluyendo la zona de los orificios nasales y otras áreas de la cabeza.

Además, los excrementos del Hipopótamo cumplen a largo plazo una función muy importante, ya que dispersos en el fondo constituyen un excelente abono nitrogenado que posibilita el crecimiento de una inmensa variedad de plantas acuáticas.

Las aves también cumplen una labor importante ya que cuando el animal está en la ribera o sólo parcialmente sumergido, éstas andan picoteando los parásitos que se adhieren a su piel e incluso emplean la espalda del Hipopótamo como una isla flotante para descansar unos momentos.

Antes del parto, la hembra ha abandonado a su pareja y al grupo, alejándose sola antes en busca de un lugar propicio para el alumbramiento, al abrigo de los cañaverales o en el bosque en galería de las orillas. Pueden estar, también, en compañía de uno o dos pequeños de los partos anteriores. Así queda apartada del grupo hasta por lo menos 10 días después de nacido el cachorro.

La futura madre suele escoger un lugar en tierra firme, siempre próximo al camino que conduce al río, para realizar allí un nido rudimentario de unos 10 o 12 metros cuadrados, desprovisto de vegetación viva, aunque casi siempre con un lecho de juncos. Allí nace el pequeño, el cual pesará unos 30 kg y medirá 1 m. de largo por medio de alto.

El pequeño Hipopótamo, obligado a permanecer en tierra firme, está expuesto a los predadores y sobre todo a la desecación. Es por esto que, el mayor número de nacimientos se produce en la estación de las lluvias. Por término medio, los nacimientos se producen a intervalos de 24 meses: 8 meses de gestación, 1 año de lactancia y 4 meses más de reposo completo.

Cuando la madre está sumergida, el pequeño se amamanta debajo del agua. Al mamar, se encuentra en apnea (reteniendo la respiración), con los oídos y los orificios nasales cerrados. Las crías utilizan el lomo de su madre para descansar en la superficie del agua ya que el tiempo que pueden permanecer en apnea es de 1 o 2 minutos. El crecimiento es rápido: el pequeño ya puede alcanzar los 250 kg al año. Llegan a la madurez sexual a los 12 años de edad. Los Hipopótamos de 40 años ya son gerontes y no muchos viven más de esa edad en estado salvaje.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
Las poblaciones de Hipopótamos son clasificadas en la categoría Vulnerable (VU) por la UICN.
La destrucción del hábitat es la principal causa de su amenaza. Pero pueden incluirse otras como la caza ya que estos animales son perseguidos por sus colmillos, los cuales son de un marfil más duro que el de los Elefantes.
 


   Videos relacionados
  • Bioparque Temaikèn

Descargá el materialPDF

Votar | Deberás loguearte para poder votar.
  • 4.8/5



 
|Subir|    
¿Quiénes somos? | Prensa | RRHH | Contactanos | Enterate | Ecodiccionario | Accesibilidad facebook.com twitter.com youtube.com