Registrarme  |  Olvidé mis datos
OK
   
 
 
 
 
 
 
 
|Temaikèn Bioparque| BIOPARQUE TEMAIKÈN| Animales| Reptiles| Alligator Americano|
Personajes en el Bioparque
Atracciones
Acuario
La Chacra
Cine 360°
Centros Interactivos
El Lugar de las Aves
Actividades
Animales en Acción
Encuentro con los cuidadores
Jugando en la naturaleza
Aliados en la Conservación
Pequeños Chacareros
Juegos Infantiles
Festejá tu cumpleaños
Expedición África
Buceo en Temaikèn
 
Alligator Americano
Galería
Alligator Americano

EL CAIMÁN DEL MISSISSIPPI

CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA
Reino: Animal
Tipo: Chordata (cordados)
Subtipo: Vertebrata (vertebrados)
Clase: Reptilia (reptiles)
Orden: Crocodylia
Familia: Crocodylidae
Subfamilia: Alligatorinae
Género: Alligator
Especie: Alligator mississippiensis

DISTRIBUCIÓN y HÁBITAT
El Alligator Americano se distribuye ampliamente en EE.UU, encontrándolo en ciénagas hasta ríos y lagos, muy ocasionalmente, en el mar abierto.

CARACTERÍSTICAS
En estos animales los ojos, los oídos y las narinas (orificios de la nariz) se localizan en el mismo plano, permitiéndole mantener esa parte de la cabeza sobre la superficie del agua para estar atento a todo lo que sucede a su alrededor, mientras que el resto de su cuerpo se encuentra sumergido. De este modo, se camuflan con el ambiente simulando ser un trozo de madera, tronco o vegetación flotando en el agua.

El sentido del oído es muy desarrollado. Sus conductos auditivos externos están cubiertos por un repliegue de piel cuya función es reducir la entrada de agua durante las inmersiones.
Los ojos están dispuestos lateralmente en la parte superior de la cabeza. Poseen párpados móviles y un tercer párpado transparente, llamado membrana nictitante, que protege los ojos del animal cuando se sumerge en el agua, pero no le permite enfocar.
Los Alligators poseen enormes caninos que son puntiagudos, con bordes cortantes que les permiten aferrar y desgarrar a su presa. Los molares, más cortos y romos, les permiten triturar el alimento.

Las patas delanteras terminan en 5 dedos libres, mientras que las patas posteriores poseen 4 dedos unidos por una membrana interdigital.
La cola, aplanada lateralmente, le permite propulsarse en el agua.
Poseen dimorfismo sexual, es decir que poseen diferencias marcadas entre macho y hembra. En este caso, los machos crecen más rápidamente y alcanzan mayores dimensiones en la madurez que las hembras.

ALIMENTACIÓN
Al nacer se alimentan de insectos acuáticos y peces como complemento. Al año, la alimentación comienza a ser más variada, alimentándose de moluscos y crustáceos. Pero al crecer aún más incorporan peces, reptiles, tortugas y aves.
El consumo de alimentos es mínimo durante los meses más fríos del invierno, pero aumenta progresivamente en primavera y verano.

COMPORTAMIENTO y REPRODUCCIÓN
Los Alligators reanudan su actividad cuando las temperaturas son suficientemente elevadas. No pasan por una auténtica hibernación, sólo se vuelven inactivos y entran en un estado de adormecimiento.

Ellos permanecen la mayor parte del día tomando sol, algo sumamente importante ya que los Alligators son animales ectotérmicos, es decir, dependen de fuentes externas de calor para elevar su temperatura corporal. El agua, también puede servir como fuente de calor, en épocas de baja temperatura, y como medio refrigerante, en épocas cálidas.
Se ha observado que el Alligator luego de la ingestión de alimentos, busca sitios con temperaturas más elevadas, el incremento de la temperatura corporal aumenta el ritmo de la digestión (reduce el tiempo), favoreciendo la descomposición y absorción de las proteínas. Además, permite al animal comer más y le deja tiempo para otras actividades, como eludir a los enemigos y desarrollar comportamientos sociales.

Los Alligators acechan la llegada de las víctimas desprevenidas, en aguas poco profundas junto a la orilla. Dependen del camuflaje y de su capacidad para permanecer sumergidos durante horas, dejando solamente las fosas nasales, los ojos y los oídos fuera del agua.

Son capaces de producir diversos sonidos, la mayoría de baja frecuencia. Varían desde silbidos y ronquidos apenas audibles, hasta estruendosos rugidos y bramidos. Estos últimos son señales de larga distancia, fáciles de oír a unos 150m del lugar. El sonido es intenso y es característico de las hembras.

Los individuos jóvenes y los adultos forman grupos sociales poco organizados. El comportamiento territorial se puede producir por la competencia de la pareja, las zonas donde se encuentra el alimento, los sitios para tomar el sol, los refugios invernales o alguna combinación de estos factores.

La exposición de la cabeza, el dorso y la cola por encima de la superficie del agua expresa importantes datos sobre la jerarquía social y las intenciones de un individuo. Los animales dominantes hacen gala de su gran tamaño nadando con medio cuerpo fuera del agua. En cambio, los individuos subordinados no suelen exponer más que la cabeza y siempre están dispuestos a sumergirse para retirarse. La actitud de amenaza consiste en inflar el cuerpo y asumir una postura erguida y estática, para exagerar el volumen corporal.

Los Alligators americanos llegan a la madurez sexual cuando alcanzan una longitud total de 1,9 metros aproximadamente. Son polígamos, lo que significa que cada macho se aparea con varias hembras, durante la época del cortejo. Éste puede durar 2 meses. Machos y hembras adoptan diversos comportamientos: contacto entre los hocicos, elevación del hocico, frotamiento de cabezas y cuerpos, encabalgamiento de uno sobre el otro, llamativos despliegues del macho, vocalizaciones, exhalaciones, producción de burbujas por la boca y la nariz, natación en círculos y series de inmersiones y reapariciones sobre la superficie del agua. En algunos casos, el cortejo se prolonga durante varias horas. Ambos miembros de la pareja tratan de hundir al otro en el agua, en una especie de amistoso combate. El acto del apareamiento es difícil de observar porque, por lo general, tiene lugar bajo el agua, y no dura más de 1 o 2 minutos.
Estos animales construyen sus nidos, cuando en su hábitat natural termina la primavera y comienza el verano. Estos nidos consisten básicamente en barro y material vegetal que las hembras recogen y apilan para formar montículos de hasta 1m de altura y pasan repetidamente, con todo el peso de su cuerpo, sobre la pila resultante, hasta formar un montículo compacto. A continuación preparan en el centro del montículo una cámara para los huevos, excavando un agujero con las patas traseras. Cuando el nido está listo, la hembra se dispone a desovar. Con las patas traseras en la cavidad del nido, deja caer los huevos (uno cada medio minuto, aproximadamente) hasta completar la nidada. Una hembra de dimensiones medias pone entre 35 y 40 huevos. Las hembras de más edad y más voluminosas pueden producir nidadas más grandes. Los huevos son grandes y de color blanco amarillento.
Las hembras defienden el nido de los depredadores y a veces se abstienen de comer durante todo el período de incubación para no alejarse de los huevos. Además, ayudan a las crías a salir del nido y los protegen durante semanas, meses y años.

Un dato muy curioso que se da en esta especie es la determinación del sexo del embrión por la temperatura. El embrión contenido en un huevo es asexuado. Las temperaturas elevadas, de 32° a 34° C, producen Alligators machos, mientras que las temperaturas más bajas, entre 29° y 30° C, producen hembras. A temperaturas intermedias, las crías se dividen entre machos y hembras, en diferentes proporciones.

Al cabo de 65 días de incubación, cuando las crías están listas para salir del cascarón, emiten gruñidos desde el interior de los huevos. Al oír sus llamadas, la hembra abre el nido, recoge cuidadosamente los huevos que todavía no se han abierto y con la lengua los hace rodar, uno a uno, contra el paladar. De esta forma quiebra la cáscara de los huevos y libera a las crías. Una vez que todas han salido del cascarón, la hembra los transporta hasta el agua. A menudo permanecen junto a ella durante varios meses o, en algunos casos, durante años. Las crías suelen permanecer en las cercanías del nido, formando grupos sociales denominados “guarderías”.

Promedio de vida de estos animales es de unos 30 a 35 años en estado salvaje, y hasta 50 años en cautiverio.

ESTADO DE CONSERVACIÓN

Las poblaciones de Alligatores Americanos fueron clasificadas en la categoría Preocupación Menor (LC) por la UICN. Sin embargo estos animales también sufren algunas problemáticas ambientales que si no se regulan o controlan pueden perjudicar a la especie. Estas son: la caza por parte del hombre para aprovechar su carne y su piel o simplemente por miedo. El desarrollo de actividades agrícolas, acuicultura y asentamientos urbanos desplaza a los animales de sus hábitats originales, siendo esta otra causa que reduce notablemente la población.
La deforestación también los afecta. Esta pérdida determina un aumento del sedimento en los ríos y como resultado, las aguas se vuelven menos profundas. Esto, a su vez, determina una reducción del número de peces, vertebrados inferiores, invertebrados e insectos, es decir fuentes básicas de alimento.

Los Alligatores Amercianos contribuyen en los ambientes abriendo senderos y manteniendo vías de aguas abiertas a través de las ciénagas. Profundizan las lagunas permanentes durante las sequías y proporcionan microhábitats para otros animales acuáticos más pequeños. Los llamados gator holes (“pozos de alligatores”), en los Everglades de Florida y otras zonas pantanosas del sur de EE.UU., conservan el agua incluso durante los períodos más secos y constituyen un refugio para los peces y otros animales acuáticos.



   Videos relacionados
  • Bioparque Temaikèn

Descargá el materialPDF

Votar | Deberás loguearte para poder votar.
  • 5/5



 
|Subir|    
¿Quiénes somos? | Prensa | RRHH | Contactanos | Enterate | Ecodiccionario | Accesibilidad facebook.com twitter.com youtube.com