Registrarme  |  Olvidé mis datos
OK
   
 
 
 
 
 
 
 
|Temaikèn Bioparque| BIOPARQUE TEMAIKÈN| Animales| Mamíferos| Cebra Común o de Burchelli|
Personajes en el Bioparque
Atracciones
Acuario
La Chacra
Cine 360°
Centros Interactivos
El Lugar de las Aves
Actividades
Animales en Acción
Encuentro con los cuidadores
Jugando en la naturaleza
Aliados en la Conservación
Pequeños Chacareros
Juegos Infantiles
Festejá tu cumpleaños
Expedición África
Buceo en Temaikèn
 
Cebra Común o de Burchelli
Galería
Cebra Común o de Burchelli

LAS VIAJERAS DE LA SABANA AFRICANA

CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA
REINO: Animalia (animal)
PHYLUM: Chordata (cordados)
SUBPHYLUM: Vertebrata (vertebrados)
CLASE: Mammalia (mamíferos)
INFRACLASE: Eutheria
ORDEN: Perissodactyla (mamíferos de pezuñas impares)
FAMILIA: Equidae (équidos)
GENERO: Equus
ESPECIE: Equus quagga
SUBESPECIE: Equus quagga burchelli

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT
Las cebras sólo habitan en África, en el Este y Sur del continente. Esta especie de cebra es la más abundante y su área de distribución es más amplia. Comprende numerosos parques nacionales y reservas, lo que permite la migración de los animales en la estación de lluvias. La mayoría de las cebras de llanura vive en Tanzania y Kenya.

CARACTERÍSTICAS
Sus patas son largas y provistas de un casco que le permite desplazarse a lo largo de cientos de kilómetros en busca de alimento o huir de sus numerosos depredadores. Las cebras, como todos los équidos, tienen cascos córneos que protegen el único dedo que posee en cada pata. El cuerpo es relativamente delgado y está cubierto de un pelaje muy especial, de color blanco con rayas negras y/o marrones.

Las orejas son largas y móviles, lo que contribuye al excelente oído del animal. Las cebras se comunican entre ellas moviendo las orejas hacia atrás y adelante y emitiendo diferentes sonidos. Los ojos, situados lateralmente, permiten una visión en un ángulo total de 215°, esto beneficia al animal ya que puede observar casi todo el espacio circundante cuando se están alimentando.

Es posible identificar a los animales por las rayas situadas en la unión entre el hombro y la pata. El dibujo de las rayas son como nuestras huellas digitales, únicas en cada animal. Estos signos distintivos constituyen, tal vez, señales de reconocimiento para las cebras junto con bramidos relinchos y olores.

Presentan un órgano denominada órgano de Jacobson situado en la cavidad nasal. Éste contiene fibras sensitivas del nervio olfativo. Después de haber inhalado algún olor, el animal levanta la cabeza y cierra voluntariamente los orificios nasales. El aire queda así bloqueado en el órgano de Jacobson donde millones de células sensitivas analizan la información. También, es éste el procedimiento por medio del cual los sementales detectan el nivel hormonal de las yeguas. Las cebras adultas llegan a pesar aproximadamente unos 300 Kg. y su promedio de vida es de unos 20 años.

ALIMENTACIÓN

Las cebras son animales herbívoros con un sistema digestivo que alberga bacterias que descomponen y sintetizan la celulosa presente en los vegetales de los cuales se alimenta. Éstas bacterias residen en un ciego intestinal (el apéndice) hiperdesarrollado.

Se alimentan mayormente de hierbas altas y gramíneas, completando su dieta con hojas y cortezas de árboles. También, escarban para desenterrar rizomas y bulbos durante estación seca.
Para hidratarse deben beber agua al menos una vez al día en la estación seca.

En la estación cálida, las cebras pastan mayormente durante las horas frescas, antes del alba y después del crepúsculo, y reposan durante las horas de pleno sol. Las comidas duran entre una y tres horas, durante las cuales los animales se mantienen atentos a la posible presencia de predadores como el león o las hienas.

COMPORTAMIENTO Y REPRODUCCIÓN
La cebra de Burchelli fue llamada así en honor al naturalista británico que la describió por primera vez: William John Burchell. 

Viven en grupos familiares estables. La familia se compone de un semental (el macho adulto), de una a seis hembras y las crías de hasta 2 años de edad. Los adultos permanecen juntos durante la mayor parte de su vida, a menudo hasta la muerte. A veces, cuando un semental envejece o enferma, otro más joven pasa a desempeñar las funciones de jefe de familia junto a las hembras. El más viejo se incorpora entonces a un grupo de sementales formado por jóvenes no apareados y por otros animales que, como él, son demasiado viejos para seguir encabezando el harem.

Cuando el semental crea una familia, éste elige una hembra a la que siguen otras más y las cuida y defiende de los demás sementales. Los vínculos sociales que se establecen entre animales son lo bastante fuertes para que la familia no se desintegre al cambiar el macho.

Dentro de la familia, el semental ocupa una posición dominante y también existe una jerarquía entre las hembras; los potros ocupan un rango inferior jerarquizado a su vez en función de la edad. No obstante, cuando la familia se desplaza, siempre es una yegua, a menudo la misma, la que dirige el grupo en fila hacia los mejores pastos o hacia los puntos de agua. El semental suele cerrar el grupo siempre dispuesto a intervenir y a interponerse, en caso de peligro, para proteger a su familia.

La búsqueda de agua, indispensable para la supervivencia, determina las migraciones anuales. Las Cebras que viven en los prados migran, a veces, cientos de kilómetros de distancia. Las familias se reúnen en grandes rebaños de varios miles de individuos.
Al término de la estación de lluvias los rebaños permanecen en el lugar pastando hasta que el calor creciente seca las hierbas, retomando la vuelta.

A los 4 o 5 años de edad, el semental es reproductivamente activo. Algunos sementales pueden llegar a tener hasta 30 descendientes a lo largo de toda su vida, otros pese a sus numerosas tentativas, no tendrán ninguno. Los dominantes se reproducen más que los demás y la posición dominante de la madre favorece al hijo, aumentando su probabilidad de ser dominante al llegar a adulto.

Cuando un potro va a nacer todo el grupo está presente y asiste al alumbramiento. El macho monta guardia cerca de la madre y del pequeño que está naciendo, mientras las demás yeguas rodean a la madre echada de lado. Tras el nacimiento, la yegua se levanta y el movimiento provoca la ruptura del cordón umbilical.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
Esta especie de cebra es la única que hoy aparece en verdadera abundancia. La UICN la ha clasificado en la categoría Preocupación Menor (LC). Es decir que sus poblaciones, por el momento, se encuentran estables.
Esta cebra se creía extinta en estado salvaje en 1910 y en su totalidad para 1918. Hasta que en el 2004 se comprobó que la cebra Equus quagga antiquorum y la de Burchelli eran el mismo animal. Por lo que se rebautizó como Equus quagga burchelli. La auténtica cebra Burchelli que vivía en Orange y El Cabo fue extinta por la caza del hombre a principio del siglo XVIII.
 


   Videos relacionados
  • Bioparque Temaikèn

Descargá el materialPDF

Votar | Deberás loguearte para poder votar.
  • 4.8/5



 
|Subir|    
¿Quiénes somos? | Prensa | RRHH | Contactanos | Enterate | Ecodiccionario | Accesibilidad facebook.com twitter.com youtube.com