Registrarme  |  Olvidé mis datos
OK
   
 
 
 
 
 
 
 
|Temaikèn Bioparque| BIOPARQUE TEMAIKÈN| Animales| Aves| Gaviota Cocinera|
Hora del Guardián
Exploración en el fondo del mar
El secreto de las aves
Atracciones
Acuario
La Chacra
Cine 360°
Centros Interactivos
El Lugar de las Aves
Actividades
Animales en Acción
Encuentro con los cuidadores
Jugando en la naturaleza
Aliados en la Conservación
Pequeños Chacareros
Juegos Infantiles
Festejá tu cumpleaños
Buzos en Acción
Expedición África
Una Noche con los Tiburones
Buceo en Temaikèn
Personajes en el Bioparque
 
Gaviota Cocinera
Galería
Gaviota Cocinera

Un visitante en la cocina del barco

CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA
REINO: Animalia (animal)
PHYLUM: Chordata (cordados)
SUBPHYLUM: Vertebrata (vertebrados)
CLASE: Aves
ORDEN: Charadriiformes
FAMILIA: Laridae
GÉNERO: Larus
ESPECIE: Larus dominicanus

DISTRIBUCIÓN Y HABITAT
Las Gaviotas cocineras tienen una amplia distribución en el hemisferio sur, abarcando en Argentina (continental, insular y antártica) desde el canal de Beagle hasta el Río de la Plata; las costas de Uruguay, sur del Brasil, Chile, Perú, Ecuador; la península Antártica e Islas Subantárticas; África del sur, Australia y Nueva Zelanda.

Habitan en zonas costeras, incluso alejadas varios kilómetros del mar y son frecuentes en lagos cordilleranos, lagunas interiores y asentamientos rurales.

CARACTERÍSTICAS
Alcanzan los 55 a 66 cm de longitud y tanto machos como hembras son iguales a simple vista.
El plumaje de los adultos es blanco, con el manto y las alas negras; el anillo ocular es rojo y poseen un pico amarillo con una pequeña mancha roja. Las gaviotas juveniles presentan plumaje parduzco, con el pico y las alas negruzcas.
Entre el primer plumaje juvenil y el del adulto existen varias fases intermedias de plumaje de transición y alcanzan el definitivo a los 4 años de edad.

ALIMENTACIÓN
La Gaviota Cocinera es una especie oportunista que cuenta con una dieta carnívora muy variada. Incluye peces, crustáceos, moluscos, carroña, placenta obtenida en las colonias de mamíferos marinos, huevos y pichones de otras especies de aves marinas. Ocasionalmente se alimenta de huevos y pichones de su propia especie, como también de desperdicios de mataderos y basurales.

COMPORTAMIENTO Y REPRODUCCIÓN
Es un ave muy común, abundante y es una de las más conocidas. En dialecto mapuche la Gaviota cocinera recibe el nombre de Caucón.

Se la puede encontrar en bandadas o en parejas. Suelen seguir embarcaciones a la espera de los restos arrojados por la borda, de ahí se deduce el nombre por comer los desperdicios de la cocina.

En tierra se mueve con agilidad, para despegar realiza una breve carrera, se eleva a gran altura y planea utilizando las corrientes térmicas.

Nidifica a lo largo de más de 5000 Km. de costa desde las costas bonaerenses de Claromecó hasta la bahía de Ushuaia, en Tierra del Fuego. Cría en colonias muy numerosas, asociadas a otras especies como cormoranes, pingüinos, otras gaviotas y gaviotines. Ubica su nido en una simple depresión del suelo en playas arenosas o de lodo y lugares rocosos en las costas del mar; en el interior del continente cría en los bañados, costas de lagos, lagunas y en la desembocadura de ríos.

Construye el nido de pastos, plumas, musgos y algas marinas. Pone hasta 4 huevos de color oliváceo con máculas pardas y negruzcas; ambos progenitores se encargan de incubar, alimentar y cuidar a las crías. Los pichones nacen cubiertos de un plumón de coloración mimética, permanecen en el nido por uno o dos días, luego se alejan y se ocultan en las inmediaciones a la espera de recibir la comida de sus padres. Ante cualquier amenaza permanecen inmóviles pegados al suelo, confiados en su coloración para pasar desapercibidos.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
Las poblaciones de esta especie se encuentran categorizadas como Preocupación Menor de acuerdo a la UICN y en la categorización de las aves argentinas se encuentra como No Amenazada. La gaviota cocinera mostró un importante aumento en su población durante la década de 1990 y muchas colonias parecen ser estables en los últimos años.

Las gaviotas se acercan a los asentamientos humanos y aprovechan los desechos de los basurales costeros y el descarte de los barcos pesqueros, como resultado las poblaciones crecen sin control y se transforman en una “especie problemática”, afectando negativamente a otras especies como gaviotines, pingüinos o ballenas francas. También representan un peligro potencial para el tráfico aéreo.

Por otro lado las actividades pesqueras afectan a la fauna marina, como aves, tortugas o mamíferos marinos. Las aves como las gaviotas, merodean los barcos de pesca en busca de alimento y ocasionalmente pueden chocar con los aparejos u otras partes de los buques o quedar enredados en los cables que arrastran las redes y resultar lastimados o morir ahogados. También algunos animales pueden quedar atrapados en redes o partes de artes de pesca arrojadas o perdidas en el mar, algo que se conoce como “pesca fantasma”.


   Videos relacionados
  • Bioparque Temaikèn


Votar | Deberás loguearte para poder votar.
  • 0/5



 
|Subir|    
¿Quiénes somos? | Prensa | RRHH | Contactanos | Enterate | Ecodiccionario | Accesibilidad facebook.com twitter.com youtube.com